Queremos que nuestros productos duren años, por eso trabajamos con la mejor materia prima que podemos conseguir. Creamos piezas crudas que se transforman con el tiempo, el uso, el sol, la lluvia y a veces hasta alguna gota de vino.

Nuestro cuero es natural de curtido vegetal, teñido con anilina. Esto significa que mantiene las imperfecciones naturales del material: no lo pintamos ni lo pasamos por procesos industriales que lo neutralicen.

Es importante para nosotros que esto se mantenga así, ya que es lo que hace a cada producto único e irrepetible, como la persona que lo usa.

El denim que usamos también es diferente, al no estar lavados, el diseño final se lo das vos con el uso.

Con el tiempo, los pantalones se aclaran, se van marcando según el uso personal de cada uno, ablandándose y volviéndose más cómodos y especiales.

Con el cuero pasa totalmente lo opuesto, con el uso, el sol, y la vida misma, va a pasar de un color claro a uno más oscuro, generando un producto especial.

En definitiva, nuestros productos evolucionan con el tiempo, y el resultado final de cada uno va a ser distinto.

Nuestros diseños son únicos y nuestra confección artesanal. Podés visitar nuestra tienda y taller de diseño y producción en Villa Crespo, Buenos Aires.