Envíos internacionales gratis para pedidos mayores a USD100

21 de agosto de 2020

Amigxs Nimes: Paige

Un día con Paige y su barrio: Retiro

Amigxs Nimes es una serie que sigue clientes amigxs, en su barrio o en su lugar, que comparten los mismo valores que Nimes. A principios de este año, acompañamos a Paige con  su perro Pocho por Retiro y nos mostro y contó sobre sus lugares preferidos.

Paige (@lapanza) nació en Washington, DC y vino a la Argentina por primera vez en el 2007. Es co-host de Bad Information, un podcast sobre los altibajos de vivir en otro país, y diseña recorridos y experiencias únicos para turistas. 

Hace 13 años que resido en Argentina, así que se podría decir que Buenos Aires ya se convirtió en mi hogar. Cada barrio tiene su estilo e impronta que son únicos, y el resultado es una ciudad multifacética que a la vez es vibrante y tranquila, moderna y de otra época.

Había vivo en otros barrios, pero Retiro por lejos es mi favorito. Es relativamente chico, casi escondido entre el caos del microcentro y la opulencia más conocida de Recoleta, e irradia una onda hip sin olvidar sus raíces más tradicionales. Está conectado al resto de la ciudad, los fines de semana está muy tranquilo, hay un montón de abuelas elegantes, y (gracias a dios!) por ahora se quedó lejos de la tendencia de los bares de cerveza artesanal y hamburguesas. 

En Retiro, me encanta que todos los vecinos se conozcan, me encanta pasear mi perro con el Kavanagh de fondo, me encanta el estilo y la onda del barrio, y me encanta la sensación de pertenecer que me genera vivir acá. La experiencia de haberme ido de mi país y armar una vida a miles de kilómetros me reforzó el concepto de la conexión y comunidad como valores imprescindibles. Después de una década en el barrio, disfruto tanto ver su evolución y conocer a las personas que lo llevan para adelante. De hecho, uso el término #RetiroRenaissance para seguir y festejarlo!  

Cuando alguien me viene a visitar al barrio - sea de Nueva York o Nuñez - estoy ansiosa por compartir mis joyas preferidas de Retiro con ellos, para que entiendan por qué es un lugar tan especial. 

1- The Shelter >> El café de especialidad todavía es un algo relativamente nuevo en Buenos Aires, y la mayoría de los lugares cool para tomarlo se encuentran lejos de mi casa. Como si la gente del downtown no necesitase un buen latte! Cuando The Shelter abrió, fue un gran alivio para los que estábamos cansados de cortados quemados y medialunas sin gracia. Está ubicado sobre la calle Arroyo, quizás la más linda de la ciudad, con sus curvas y copas de árboles y arquitectura notable. El diseño del local, su pastelería, y el café excelente lo convirtieron rápidamente en un hot spot del barrio; sus mesas en la vereda se llenan al toque en los días lindos. Pero mi parte favorita es que sea pet friendly, lo cual significa que Pocho siempre me puede acompañar cuando necesito mi dosis de cafeína :)  

@thesheltercoffee


2- Farinelli >> Cómo no amar un lugar que sirve comida de estación en una de las esquinas más soleadas y simpáticas? Hace unos años, parecía que no había mucho mercado para un lugar así de “cool” en Retiro; todo estaba armado para complacer a los gustos bien clásicos de las generaciones mayores, sin derivar. Casi siempre arranco mi día en Farinelli, con un jugo verde entre semana o huevos fritos y los diarios si es fin de semana. Las mesas afuera son mis preferidas; siempre hay muy buen people watching. Me encanta que todo el equipo te reciba con una sonrisa; ya ni siquiera nos traen la carta, nuestro pedido es siempre el mismo (somos aburridos). Farinelli es otro lugar donde Pocho es bienvenido con los brazos (las patas?) abiertos: es testigo de lo rico que es el bacon que sirven en el brunch!  

@farinelli_ba


3- ProVinCia >> Ahora que Retiro cuenta con varias opciones diurnas, faltaba una pieza importante del rompecabezas: algún lugar para juntarse a tomar vino después de trabajar. Por suerte llegó ProVinCia (Producto del Vino y Compañía), quizás el bar de vinos más pequeño - y sin dudas el más chic - del mundo. Es imposible pasar por la puerta y no morirse de ganas de entrar; la decoración es tan impecable que no te queda otra! La selección de vinos es muy curada: las etiquetas más emblemáticas de la Argentina comparten espacio con bodegas boutique de la nueva generación, que experimentan con varietales y técnicas de vinificación. Desde que abrió en a fines del 2019, pasé muchaaaaas tardes y noches acá, enamorada de la vista del Estrugamou y disfrutando de estar con mis mejores amigues. Los que saben suben para arriba y pasan por la puertita casi secreta para conocer otra sopresa del lugar. 

@pro.vin.cia


5- Plaza San Martín >> Qué afortunada que soy de tener esta plaza a metros de mi casa! Para Pocho es lo máximo - le encanta correr por la barranca y perseguir la pelota sin parar - y amo poder observar algunos de los lugares más icónicos de la ciudad desde ahí. Desde el Kavanagh, la Torre Monumental, el ex Plaza Hotel, el Palacio Paz, y hasta Uruguay (cuando está despejado) - todo está a mi alcance. En Buenos Aires, a la gente le encanta disfrutar los espacios comunes al aire libre, y tener semejante lugar verde tan cerca de la puerta de mi casa es un lujo del que soy muy consciente.

Bonus Track >> Cuando llegó RapaNui al barrio, sabía que estábamos en problemas. Literalmente no puedo parar con su helado, claro (pistacho y dulce de leche de cabra siendo mis favos), pero sus chocolates son la verdadera perdición. También soy viajera frecuente en Saigón, gastropub vietnamita que satisface mi antojo constante de Pho y qué está manejado por la gente más amable. Cuando preciso un poco de cultura, mi galería preferida es Aldo de Sousa. Cuenta con una curación excelente de obras argentinas y latinoamericanas, y fue ahí donde lo descubrimos a Pablo Lehmann, quien hace cosas extraordinarias con papel cortado. 

@chocolates_rapanui

@saigonnoodlebar

@aldosousagaleria

 

 

 

 

Usamos cookies para optimizar el funcionamiento del sitio y proveerte la mejor experiencia.

Aceptar