Envíos internacionales gratis para pedidos mayores a USD100

10 de diciembre de 2019

Amigxs Nimes: Celina

Un día con Celina y su barrio: Colegiales

Amigxs Nimes es una serie que sigue clientes amigxs, en su barrio o en su lugar, que comparten los mismo valores que Nimes. Antes de fin de año, acompañamos a Celina por Colegiales y nos mostro y contó sobre sus lugares preferidos.

Celina hace comunicación y comercialización de Pielihueso (@pielihueso), vinos (al igual que nuestros cueros) de baja intervención. 

Viví 18 años de mi vida en Venado Tuerto, Santa Fe, otros 8 en San Isidro, Buenos Aires y sólo 2 años en Colegiales. El sentido de pertenencia es un concepto muy fluido, elástico y personal,  te agarra desprevenida, cambia y de golpe de un día para otro, cuando viajás, o te preguntan de dónde sos en una fiesta, lo sentís. Por mi parte, si hoy me preguntás de donde siento que soy, mi respuesta es Colegiales.

Amo Colegiales. Le digo a cualquier que me quiera escuchar que Colegiales es el mejor barrio de Buenos Aires, o del mundo! Es residencial, pero está conectado. La gente se conoce entre sí. Volver de trabajar a tu casa en Colegiales es como un refugio. No hay oficinas, ni edificios muy altos. Y lo mejor, las personas. 

Tuve la suerte de también trabajar en Colegiales, así que viví mucho el barrio, caminándolo todo el tiempo todos los días. La gente de los locales se transformaron en algo entre conocidos y amigues, y creo que ese tipo de relaciones hacen que un mal día mejore gracias a una charla corta de camino al laburo. Te hace sentir parte de un colectivo heterogéneo y diverso.

Yo me siento colegialense y estos son los lugares contribuyeron a que eso suceda:

1- Atelier Fuerza (@atelier.fuerza). Sí, soy celíaca. Sí, voy más de dos veces por semana a una panadería. Me encanta ir! Me encanta sentarme a charlar con Fran sobre gastronomía, me encanta abrazar a Sofi, que Coni me muestre en qué está trabajando y que frutas va a usar ese día. De acá me llevé mucho cariño, muchos chipás y un libro de la crítica gastronómica Ruth Reichel que me prestó Sofi. Gracias Sofi.

2- Tito Livio (@tlivio). Creo que Flor, la dueña, fue la primera persona que conocí cuando me mudé. Me encanta pasar por Tito Livio y mirar por varios minutos los muebles y objetos de decoración increíbles que tienen, vintage y restaurados, soñando con tenerlos todos en mi casa, aunque no entren ni me alcance la plata. Sí me llevé varios vasos y copas, siempre tienen nuevos, son los más lindos del mundo.

3- Céspedes Libros (@cespedeslibros). Conozco a Nacho, el librero de Céspedes porque era mi librero en San Isidro también! Encontrar una buena librería es el mejor regalo que un barrio te pueda dar. Céspedes es perfecta: una selección muy curada y contemporánea. Gente que leyó TODO lo que tiene y  recomienda con mucho cariño por el material y empatía por el cliente.

4- Loreto Garden Bar (@loretogardenbar). El mejor almuerzo de Buenos Aires. Punto. Loreto es lo máximo: Andy y Martín están ahí siempre y todo se siente en familia. La ensalada Lorentense es mi ensalada preferida por siempre, y los platos del día son siempre ricos, grandes, y sobre todo balanceados. Tuve algunas de las mejores conversaciones con amigues tomando una limonada en Loreto, también fui mucho sola, también tuve reuniones, también fui con mis papás. Y siempre me fui un poco más contenta que cuando llegué.

Bonus track: Mi sueño de tener una parrilla barrial, de gran relación precio calidad, sifón y papas fritas perfectas muy cerca de mi casa, se volvió realidad cuando conocí Parrilla Don Hugo (@donhugoparrilla)

Granada (@granadacolegiales) para comprar productos orgánicos, fermentos, ensaladas y lácteos alternativos.

Yedra Cocina (@yedracocina) - para almorzar rico, sano, diferente y tomar kefir.

 

-Celina (@queenxeleena) esta usando riñonera colegiales, denim nimes y porta vinos llevando @pielihueso

 

 

 

 

 

Usamos cookies para optimizar el funcionamiento del sitio y proveerte la mejor experiencia.

Aceptar